Marketing y estafas no van de la mano

El marketing es una ciencia que ha causado mucha polémica a lo largo de los años. Si bien es cierto que el marketing de alguna manera manipula a sus receptores, también es verdad que opera con una ética muy severa. Por eso no se puede confundir el marketing con las estafas, porque estas últimas son delitos y por lo tanto penadas por la ley. En estafas Tecnocio se explica claramente que son las estafas en la web, cómo se manifiestan y muy importante: cómo evitarlas.

Por desgracia las estafas en la web han aumentado en los últimos tiempos, pero también es cierto que ha aumentado la preocupación sobre este tema y se ha trabajado en el establecimiento de un marco jurídico que las condene. La verdad es que no es fácil seguirle el rastro a una estafa en la web, pero es un reto que tienen las autoridades porque las personas exigen que se haga algo al respecto.

Cuando algunos confunden el marketing con las estafas es porque muchas veces estos delitos vienen disfrazados de promociones, oportunidades, concursos y muchos otros recursos que también se utilizan en el arte de las ventas. Sin embargo, la diferencia es que las estafas sustraen dinero, datos privados o información confidencial de las personas a las que atacan.