Mago en Barcelona para Navidad

Con la llegada de la navidad y las vacaciones en los colegios llega el Mago en Barcelona, nuestros padres se dan a la tarea de mantenernos activos constantemente y para ello, preparan pijamadas con nuestros amigos de la academia claro a los más chicos, a los mayores los dejan pasear a un lugar determinado, en fin que nos avivaban el espíritu de estar en constante acción.
Una excelente idea es contratar un mago vestido de Santa Claus que nos regale una tarde noche colmada de alegrías y por qué no, de misterio. Lo cierto es que un mago, lleve el traje que lleve resulta ser un completo entretenimiento para los niños, adolescentes y para los mayores también, que no quepa ninguna duda.
Las apariciones y desapariciones, trucos con el sombrero, palomas, conejos, conjuros y hasta cambios en el vestuario resultan ser un show motivador para quienes saben hacer esto por la complejidad que requieren los actos, y para el público de forma general, que se bate en si creer o no estas ilusiones, en tratar de descifrar como se puede hacer estas cosas, y lógicamente los más pequeños son los más conmovidos pues quedan cautivados con las “habilidades mágicas” que están presenciando.
Un mago es el complemento perfecto para finalizar el año y esperar el próximo. La presencia de estos profesionales en nuestros hogares, en cualquier cumpleaños o fiesta navideña le cambia el sentido a la misma, impregnándole un toque especial, un toque mágico como dicen los niños y niñas que gustan de la magia, ya que es evidente que esta realidad se mantiene muy presente en las sociedades actuales.
Los magos y los niños, la familia de forma general combinan perfectamente y esto es lo que hace que los magos, la magia siga teniendo vida propia. Así que piénsalo, quizás quieras invitar un mago a casa en esta navidad que recién comienza.
Magos han muchísimos, unos mejores que otros es cierto, pero si no conoces a uno personalmente, pues realiza una búsqueda en internet, hay muchos de estos profesionales que se han creado webs propias y allí pues no solo tienes como localizarle, sino un perfil de su trabajo y seguro elementos multimediales que lo avalen.
Nada, que contratar a un mago no parece una opción tan mala, puede ser impresionante para los niños de casa, pero también muy placentera para los adultos. Piénselo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.