La acupuntura y moxibustión y sus beneficios a la salud

La acupuntura y la moxibustión son técnicas medicinales chinas que son muy populares alrededor del mundo, debido a los beneficios que generan a la salud. Tanto así que en 2010 la Unesco las declaró como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La acupuntura, que es una de las más practicadas, se basa en el proceso de inserción, en diferentes partes del cuerpo, de agujas metálicas largas y finas, que funcionan para ayudar a estimular la circulación sanguínea.

Pese a que el paciente, en principio, podría sufrir sensaciones de entumecimiento, calambre y pesadez en el cuerpo, al cabo de poco tiempo sentirá todo lo contrario: alivio a sus molestias y dolores. En Barcelona un sitio muy consultado es acupunturafiv. Aunque suena dolorosa, la acupuntura no causa dolor, siempre que sea aplicada por una persona profesional. Estas agujas no se introducen en cualquier parte del cuerpo, se hacen en 14 puntos específicos, por los cuales fluye la sangre y la energía.

La acupuntura se divide en dos pases. Primero, para tonificar: Esto se hace girando la aguja en sentido del reloj. Tras dejarlas un tiempo determinado en el cuerpo, se pasan a girar en contrarreloj, para que cumplan la función dispersante.

acupunturafiv

Qué es la moxibustión

El objetivo de esta técnica china es tener los mismos resultados de la acupuntura, es decir, ayudar a sanar problemas de salud, pero en este caso aplicando calor en varios puntos del cuerpo.

Para la moxibustión se emplean cigarros de moxa, hechos de hojas secas, pulverizadas y trituradas de la planta conocida como Artemisia.

Estas técnicas sirven para aliviar diversas patologías, como el asma, artritis, neurastenia, gastroenteritis, dismenorrea, hipertensión, parálisis facial, entre otras.

Son opciones que definitivamente hay que probar. Muchos pacientes aseguran sentirse “como nuevos” luego de salir de una moxibustión o una acupuntura.