¿Cómo elegir un método de entrenamiento?

Si has decidido ponerte en forma y apostar por un método de entrenamiento para conseguir un cuerpo más atractivo y sano, ¡Enhorabuena! Has dado el primer paso. Pero ahora te queda lo más importante, ¿sabes qué tipo de método de entrenamiento vas a elegir?

“El tipo de entrenamiento elegido puede determinar el éxito o el fracaso en unos objetivos deportivos. No todos los entrenamientos valen para las mismas personas, puede que a un tipo de usuario, lo que mejor le vaya sea hacer pesas, mientras que otro requiera primero mejorar su flexibilidad o apostar primero por hacer ejercicio en máquinas cardiosvasculares. Es algo que depende mucho tanto de las características de la persona en particular, como de su condición física y de las metas que tenga” señala un reputado entrenador personal Barcelona.

En este sentido, el primer paso antes de ponernos a elegir un método de entrenamiento es marcarnos un objetivo.

“No es lo mismo que tu meta a corto plazo sea adelgazar a que lo que quieras es entrenar para un maratón o aumentar masa muscular. En el primer caso, precisarás de más horas en máquinas de cardio, en el segundo de footing y en el tercer de un plan detallado y progresivo con pesas” explica.

Es decir, una vez tengas claro la meta a la que quieres llegar ya puedes analizar cuáles son los métodos de entrenamiento más idóneos, pero siempre teniendo presente que debemos ir variando. ¿Cómo? Aplicando estímulos (cargas de entrenamiento distintas en las que se cambie la duración, la intensidad y el ritmo, cada cierto tiempo), para generar una fase homeostática con la que obtengan mejoras a nivel fisiológico (muscular, neuronal, oxidativo, hormonal, etc.).

“Hay que combinar para conseguir mejores resultados pero todo a su justo tiempo y en función de los avances que vayamos consiguiendo, no podemos pasar de 3 series a 10 de un día para otro, ni de correr 10 minutos a media hora. Cualquier método de entrenamiento necesita modificarse constantemente, pero de manera gradual para que al cuerpo le dé tiempo asimilar, a progresar y para que esté más preparado” sostiene.

Por ello, la mayoría de las personas optan por recibir asesoramiento profesional antes de decidirse por un método de entrenamiento, para asegurarse de que es el mejor para sus necesidades.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.